Cotizaciones de materias primas proporcionadas por Investing.com España.

¿Como afecta el cambio climatico al cafe brasileño?

05 de Diciembre, 2020


El ingeniero agrónomo de la cooperativa Cooxupé y caficultora, Guy Carvalho informo En octubre del 2020, que “la floración del café se abrió entre finales de septiembre y principios de octubre en condiciones de un clima muy caluroso, seco y, en consecuencia, baja reserva de agua en el suelo. Además, el pronóstico de lluvia es solo a partir del 10 de octubre”, continuó. "Esta situación ha llevado a las plantas al límite, ya que tienen una gran privación de agua", dijo, refiriéndose a las principales regiones cafetaleras de Brasil, en São Paulo y Minas Gerais.

De hecho, el déficit hídrico en el suelo de este año en los cafetales ha batido un récord, confirmó también el también agrónomo Éder Ribeiro dos Santos, coordinador de Geoprocesamiento de Cooxupé, en el mismo evento. "El almacenamiento de agua en suelos bajos, altas temperaturas y poca lluvia contribuyen a esta condición", confirmó. "La floración se produjo en una situación de temperaturas máximas muy elevadas y un déficit hídrico extremadamente alto".

Aún así, según Carvalho, otro tema que debería poner en peligro la próxima cosecha es que los cafetales llegaron en plena temporada el año pasado, lo que exige mucho de las plantas. “En 2019 hubo una 'bienal alta' (en la que los cafetales producen más que el año anterior)”, explicó. "Para colmo, en los últimos diez meses las lluvias han caído a niveles muy bajos, menos de la mitad del promedio histórico; esto ha maltratado a las plantas", continuó. “Esta situación es irreversible y preocupante y sin duda afectará la producción a recolectar en 2021”, dijo.

Se espera que la lluvia en este último trimestre del año esté por debajo del promedio en las regiones cafetaleras del país debido al fenómeno climático La Niña, dijo el profesor de Esalq / USP Paulo Sentelhas, especializado en agroclimatología. "Hasta entonces, la deficiencia de agua seguirá obstaculizando el desarrollo de la cosecha de café".

Dijo que, debido principalmente a que en octubre las lluvias estarán muy por debajo de lo normal, "esto influirá en la deficiencia hídrica de todo el trimestre". "Hay una alta probabilidad de que la lluvia esté por debajo de lo normal durante este período", enfatizó, y agregó, sin embargo, que la situación podría cambiar debido al pronóstico de largo plazo cuando se habla de clima. Sentel ha explicado también que en los años de La Niña el período de sequía del año siguiente tiende a extenderse un poco más.

A mediados de Octubre 2020 se registraron caída de granizo, lo que trajo aún más preocupación para la zafra de 2021. Todas las zonas de producción cafetera en Minas Generales y Alta Mogiana / SP se enfrentan al estiaje más severo de los últimos años y la nueva safra ya comienza con potencial de pérdida para Brasil.

Según Guy Carvalho, la pérdida para la safra 21 es cada vez más evidente y que las lluvias de aquí para adelante ya no rescatan más las lavaduras que han sido duramente afectados por la falta de lluvias y altas temperaturas de los últimos dos meses ′′ La gran preocupación es que el cafeto ha estado los últimos seis meses y medio con lluvias muy por debajo de la media y ahora en el periodo de florecimiento, hemos tenido temperaturas muy elevadas ", afirma Guy.

Consecuencia de la falta de lluvia, los productores de Minas están necesitando hacer podas en aras que no necesitarían pasar por ese cuidado en 2020. ′′ Ya es un resultado de este clima desfavorable. Aumento el área de poda, que va a reflejar en una reducción de la próxima safra porque esas zonas deberían producir al menos algo ", explica. Es importante resaltar que la safra de 21 ya debe ser de ciclo bajo para Brasil.

El lunes 16 de Noviembre del 2020, el huracán Iota azotó a Centroamérica. "Se espera que las fuertes lluvias de la tormenta dañen las plantaciones de café. La misma región se está recuperando del huracán Eta hace dos semanas, que devastó Centroamérica con inundaciones y deslizamientos de tierra", dijo la publicación de Barchart. 

El analista de mercado Fernando Maximiliano, de StoneX, refuerza las preocupaciones sobre Centroamérica. “Tenemos reportes de fuertes vientos, inundaciones y daños en las carreteras. Centroamérica aún está en período de cosecha, un período crucial para la región y la llegada de este huracán preocupa a los agentes”, destaca el analista de mercado Fernando Maximiliano.

El analista también señala que Centroamérica produce cafés lavados y semilavados, "patrones que estuvieron en oferta limitada durante parte del año, lo que se notó por la caída de las existencias certificadas por ICE en 2020", comenta. Los expertos dicen que las pérdidas para la próxima producción ya se dan por sentadas en Brasil, pero aún no es posible cuantificar el tamaño de la pérdida. 

En Brasil, el mercado físico siguió al exterior y registró apreciación en las principales plazas productoras del país.

El pico de bebida dura tipo 6 subió 4,92% en Araguarí / MG, valor R $ 640,00, Poços de Caldas / MG subió 3,45%, cotizado a R $ 600,00, Guaxupé / MG registró un aumento del 2,49%, por valor de R $ 617,00 y Patrocínio / MG terminó con un aumento del 2,61%, por valor de R $ 590,00.

El tipo cereza pelada tuvo un incremento del 3,15% en Poços de Caldas / MG, valor R $ 655,00, Guaxupé / MG registró un incremento del 2,33%, se comercializó por R $ 660,00, Patrocínio / MG tuvo un incremento de 2,40%, valor R $ 640,00 y Campos Gerais / MG terminó con un aumento del 3,40%, valor R $ 669,00. 

El café Conilon, por su parte, tuvo una jornada de pérdidas para los principales contratos de la Bolsa de Londres, tras una sesión de apreciación motivada también por lluvias excesivas en Vietnam. Los importantes volúmenes de lluvia, según los expertos, pueden retrasar la cosecha hasta un mes y afectar directamente a la calidad de la bebida. 

El 21 de enero tuvo una caída de US $ 14 por tonelada, por valor de US $ 1402, marzo / 21 tuvo una disminución de US $ 14 por tonelada, se negoció a US $ 1409, mayo / 21 tuvo una disminución de US $ 14 por tonelada, por valor de US $ 1421 y julio / 21 terminaron con una caída de US $ 15 por tonelada, valorada en US $ 1435.

Las preocupaciones sobre la cosecha 21 de Brasil volvieron a sondear el mercado del café y los precios terminaron el día con aumentos significativos en la Bolsa de Valores de Nueva York (ICE Future US). 

Durante la sesión de negociación del viernes, 27 de Noviembre del 2020, el mercado reflejó los números de una operación importante. Según el comerciante internacional, se espera que la producción de café arábica en Brasil caiga un 33% en 2021, como resultado de la falta de lluvia y el calor intenso en los cultivos brasileños. Las cifras muestran una cosecha con solo 34,2 millones de sacos de arábica. 

"Volcafé también proyecta que la caída en la producción de café en Brasil llevará al mercado mundial de arábica a un déficit récord de -11 millones de sacos en 2021/22", destacó el sitio web internacional Barchart en su análisis diario. 

El primero de Diciembre del 2020 llegaron las lluvias y se realizaron ganancias que presionaron los precios del café en Nueva York.

El mercado de futuros del café Arábica opera con una devaluación de los principales contratos este martes primero de Diciembre, en la Bolsa de Nueva York (ICE Future US). 

Alrededor de la 1:32 pm (hora de Brasilia), marzo / 21 tuvo una caída de 285 puntos, por valor de 120,45 centavos / lbp, mayo / 21 registró una caída de 280 puntos, por valor de 122,30 centavos / lbp, julio / 21 tuvo una caída de 280 puntos, a 123,90 centavos / lbp y el 21 de septiembre operó con una caída de 285 puntos, a 125,20 centavos / lbp.

Según el analista de mercado Haroldo Bonfá, de Pharos Consultoria, la jornada está marcada por una gran realización de beneficios este martes (1), movimiento natural tras máximos tan expresivos como los registrados el viernes 27 de Noviembre 2020.

Además, Bonfá señala que la noticia de la llegada de lluvias a las zonas de producción de Brasil ayuda a presionar los precios. “Cuando tengamos pronósticos de lluvia, los operadores entienden que el volumen será suficiente para el desarrollo de la cosecha”, comenta Haroldo. 

Hablando de pérdidas, el especialista refuerza que es demasiado pronto para evaluar los impactos para la producción del cultivo 21 en Brasil. "Hoy en día, el mercado también puede estar asimilando la información más pesimista sobre un salto tan grande para la producción de Arábica", dice. 

En la Bolsa de Valores de Londres, el café conilón también opera con una devaluación. Enero / 21 registró una caída de US $ 12 por tonelada, por valor de US $ 1389, marzo / 21 tuvo una disminución de US $ 13 por tonelada, por valor de US $ 1392, mayo / 21 registró una disminución de US $ 11 por tonelada, por valor de US $ 1403 y el 21 de julio operó a un mínimo de $ 5 por tonelada, cotizado a $ 14236.