Cotizaciones de materias primas proporcionadas por Investing.com España.

“Prevenir es mejor que curar” frase clásica, de uso frecuente en la agricultura y tan poderosa como la describió Benjamín Franklin hace muchos años cuando afirmó que “una onza de prevención vale tanto como una libra de curación”.

Nuestra cultura nos centra en atender algo que ya sucedió o está sucediendo, ya que hacerlo previo a que los eventos se presenten lo vemos como un gasto o acción innecesaria, aun cuando las condiciones, los datos estadísticos o la sabia experiencia nos alarma de lo que podría suceder y los riesgos que afrontaremos, sin embargo, decidimos no hacer nada y como gladiadores enfrentar las consecuencias de nuestras decisiones, en nuestro caso librando batallas con plagas y enfermedades que nuestro plan de manejo con insumos y el sistema inmunológico de nuestra planta no es capaz de prevenir ni controlar.

Como bien sabemos, a todos los monocultivos del mundo desde cucurbitáceas, hortalizas, granos básicos, frutales, etc. Históricamente los afectan diferentes plagas y enfermedades, hoy en día debemos sumarle la era moderna con su contaminación atmosférica, el calentamiento global, uso intensivo de agroquímicos y otros tantos factores que alteran las condiciones favorables para el desarrollo y desempeño metabólico de nuestras plantaciones, reflejándose directamente en bajas a la producción.

Para tocar el tema de plagas y enfermedades en el cultivo de café y de cómo atenderlas o convivir con ellas, debemos entender que las plantas como todos los organismos creados están dotados de un sistema inmunológico que les ha permitido perpetuar su especie a lo largo del tiempo, sin embargo, con el pasar de los años y los múltiples estudios en mejoramiento genético y selección masal de individuos con características de nuestro interés y conveniencia, hoy en día contamos con plantas de alto rendimiento productivo, pero a su vez con mayores requerimientos nutricionales, edafoclimáticos y cuidados para no demeritar cada una de sus funciones.

Las funciones de una planta de Café son:

(1) Desarrollo Radicular; en el que invierte aproximadamente el 30% de su reserva energética y nutricional para realizar división celular, generación de raíces, pelos absorbentes, exudados radiculares para atraer organismos para su protección, hacer simbiosis para favorecer la absorción de nutrientes, Bombeo electrogénico para ingresar nutrientes a sus sistemas por diferencial de masas, entre otros.

(2) Desarrollo vegetativo, en el que gran parte de la división celular se da en el ápice de crecimiento o Cogollo y en puntas de bandolas, de donde se forman los tallos, bandolas y hojas.

(3) Mantenimiento; generación del paquete hormonal, metabolitos primarios y secundarios, mantenimiento de tejidos, todo lo que concierne a fotosíntesis, sistema inmunológico y por último y no menos importante contrarrestar los efectos de las afecciones bióticas y abióticas denominadas estrés.

 (4) Reproducción; diferenciación floral por concentración de carbohidratos, formación de primordios florares, floración, amarre, cuajado y llenado de frutos, con esto la planta garantiza la producción de sus semillas para perpetuar su especie lo que para nosotros se convierte en producción.

Cada una de estas funciones tiene una demanda energética y nutricional, y la planta debe priorizar en función de sus reservas que actividad es de mayor importancia en función de su desarrollo fisiológico y fenológico, en el caso que nuestras plantas se encuentren en las mejores condiciones, tendrán la capacidad de producir lo que su genética les permita, sin embargo, en la mayoría de casos no podemos brindarles todas las condiciones favorables necesarias, por esta razón en el cultivo de café se marca el fenómeno de la bianualidad, en la cual tenemos un año de cosecha alta y un año de cosecha baja que está directamente relacionado con sus reservas nutricionales y energéticas, pero en ambas condiciones productivas estamos batallando con plagas como la broca, el minador de la hoja, nematodos, barrenadores, etc. Y con enfermedades como la Roya, antracnosis, ojo de gallo, fusarium, etc. Debido a que las plantas no cuentan con las reservas necesarias para desarrollarse, producir y protegerse, y por tanto dará prioridad a algunas funciones mencionadas en el párrafo anterior para sobrevivir, demeritando sus otras actividades como por ejemplo, la generación de fitoalexinas para fortalecer su sistema inmunológico y exponiéndola a que cualquier factor biótico o abiótico la afecte.

En resumidas cuentas y para no extendernos más en fisiología y reproducción vegetal, para tener nuestro cafetal sano, altamente productivo y con producto de calidad, debemos empezar por lo básico en la agricultura, un Análisis de Suelo para elaborar un Plan de Enmiendas o Corrección y posteriormente un Plan de Fertilización edáfico y foliar acorde a las necesidades del cultivo ni más ni menos, debemos analizar la Resistencia a la Penetración del Suelo para favorecer la función No.1 de nuestra planta de café, independientemente si está suave como un arenal o duro como el cemento hoy en día existen muchos floculadores en el mercado que nos ayudan a mejorar las condiciones de suelos aunque sean arenosos o arcillosos, un Manejo de Sombra acorde a nuestra zona productiva ya que no se utiliza la misma sombra a 400 msnm que a 2000 msnm, un plan de Manejo de Tejidos eficiente que nos permita tener plantas a una altura manejable, con follaje joven, sano y abundante, y que aprovechen al máximo el plan de fertilización; si brindamos estas condiciones a detalle tendremos plantas sanas, que se puedan defender solas y que le sobren reservas energéticas y nutricionales para producir lo mismo todos los años, y por último, nuestro Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades tendrá un menor costo ya que con fortalecer nuestra plantación estamos previniendo muchas afecciones durante el año de cosecha y solo debemos diagnosticar los umbrales de incidencia para determinar si es necesaria una aplicación de insecticidas, fungicidas o bactericidas y no necesariamente tiene que ser una aplicación general, si se realiza el diagnóstico periódicamente se pueden hacer las aplicaciones preventivas en los focos identificados.

Para consultas a detalle de algún tema de su interés en este artículo, manejo y rendimientos por hectárea acorde a su zona de producción y sobre productos ecológicos de alto rendimiento para plagas y enfermedades que hemos evaluado puede escribirnos.

Importancia de la Prevención para un

Cuidado Óptimo del Cafetal​