Cotizaciones de materias primas proporcionadas por Investing.com España.

Los efectos de las tormentas ETA y IOTA en nuestros cafetales

20 Noviembre del 2020, Costa Rica.


Los efectos de las tormentas, en los cafetales de Costa Rica, son importantes, muy dañinos y con efectos de corto plazo y de mediano plazo.

En el corto plazo, el grano que estaba maduro se raja, se cae y el que no se cae se seca en la planta, con el deterioro de la calidad y la pérdida de tamaño y por ende, de rendimiento para el productor y para el recolector. Pero también el grano madura más rápido, el ciclo para poder volver a pasar por el mismo lote o finca donde se pasa se acorta y no siempre se puede lograr llegar a tiempo.

Otra afectación es en los caminos de acceso e infraestructura para movilizar el café y los recolectores, hay una inversión que a veces no se tenía programada y que hay que realizar.

Por supuesto que también estamos viviendo el problema de disponibilidad de recolectores, los cuales deben venir especialmente fuera del país, los Ngäbe tienen problemas de llegar a frontera y los nicaragüenses, con un proceso de trámites que hace un poco más lerdo las necesidades de todos nosotros. Por todo esto, se han caído unas cuantas fanegas de café en diferentes regiones del país. 

Pero también hay una activación de enfermedades como el ojo de gallo, roya, antracnosis y el daño de bacterias, con una gran caída de hojas, que hace que la esperada disminución de las enfermedades de nuestros cafetales, no se dé y tengamos que considerar otra aplicación más de fungicidas.

Pero adicionalmente y con efectos en el mediano plazo, el estrés por exceso de agua y por lo tanto disminución de la capacidad de respiración del sistema radical, la modificación de los procesos fisiológicos de la planta y con ello la acumulación de radicales libres problemáticos y con ello la producción acelerada de etileno, fenómeno que favorece la caída de granos y la disminución del tiempo de maduración de cada zona. Esto además trae una modificación del proceso de diferenciación floral del café que se está realizando en este momento.

Por todo lo anterior, debemos de aligerar la recolección y la movilización de los recolectores que necesitamos, haciendo las gestiones y esfuerzos necesarios para tenerlos en nuestras fincas lo antes posible.

Debemos evaluar las enfermedades predominantes y considerar aplicaciones de fungicidas y bactericidas, como los cobres sistémicos.

Debemos valorar la aplicación de productos: antiestrés a base algas marinas, sustancias de rápida absorción como los aminoácidos, sustancias que disminuyen la producción de etileno como el cobalto, calcio foliar sin nitrógeno e incluir sustancias fitorreguladores ricas en citoquininas.


​Por: Ing. Agr. Rodrigo Alberto Jiménez Robles -Tel: 88278239- jimenezrobles@gmail.com